Page 64

Abril_2107

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN Trombolisis endovenosa en ataque cerebrovascular isquémico - A. Soto et al consecuencia de un infarto maligno de arteria cerebral media derecha debido a una disección carotídea oclusiva. Entre mayo de 2012 y abril de 2016 se diagnosticaron 472 4503 ACVi en nuestro hospital, con un promedio de 1126 casos/año. La tasa de trombolisis aumentó de 0,7% el año 2012 a 6% el año 2016. En la Tabla 4 se detalla la evolución del número de pacientes tratados por año, del TPA y del porcentaje de los sujetos que fueron trombolisados dentro de 60 min. Discusión El ACVi es la urgencia neurológica más frecuente en nuestro hospital, dando cuenta del 30% de las atenciones realizadas por el neurólogo en el SUA6. Por otra parte, la eficacia y seguridad de la trombolisis endovenosa, en el ACVi, ha sido establecida en ensayos clínicos y estudios observacionales desde hace más de 20 años. La eficacia de la TEV es altamente tiempo-dependiente, cuanto antes se instaure el tratamiento, es mejor el desenlace funcional22,23. La guía norteamericana de manejo del ACVi agudo recomienda un tiempo puerta-aguja ≤ 60 min24. Se ha comunicado que esta recomendación se cumple en menos del 30% de los pacientes que reciben TEV25. En esa misma línea, en un registro que incluyó 45079 TEV, la mediana del TPA fue de 67 min26. En ese contexto, consideramos que los indicadores de proceso, como el tiempo puerta-aguja, son fundamentales Figura 1. Evaluación de la discapacidad al alta en pacientes con ACV isquémico que recibieron trombolisis endovenosa. para la evaluación de la calidad de la atención en el ACVi agudo, y en particular, de la TEV. La reducción del TPA permite disminuir el tiempo inicio-aguja. Se ha estimado que por cada 15 min de disminución del retraso para la trombolisis se obtiene 4% de aumento en la probabilidad de un buen desenlace funcional23. En nuestra serie la mediana del TPA fue de 80 min. Las posibles causas para el resultado de este indicador son: servicio de urgencia colapsado, retraso en la evaluación del priorizador, retraso en la evaluación por neurólogo, retraso en la toma de neuroimágenes, falta de cupo en el box de reanimación, espera de resultado de exámenes (INR), etc. En nuestra serie no fue posible realizar la evaluación de la discapacidad de los sujetos a los 3 meses. En este sentido se han utilizado evaluaciones de resultado precoces como el puntaje en la escala NIHSS al segundo y al séptimo día de evolución del ACVi, que han mostrado predecir con una adecuada precisión resultados funcionales a los 3 meses27,28. En nuestro estudio la mediana de la escala NIHSS al alta fue de 5 puntos, con un NIHSS pre trombolisis de 11,5 puntos. La mayor severidad de los ACVi, comparada con otras series, podría ser explicada por el alto porcentaje de infartos tipo TACI y de infartos de causa cardioembólica. El 5,7% de hemorragias intracerebrales sintomáticas (HICs) observado en nuestra serie es comparable a lo comunicado en estudios nacionales y extranjeros. Por ejemplo, un reciente meta-análisis de 12 ensayos clínicos aleatorizados de TEV hasta 6 h desde el inicio de Rev Med Chile 2017; 145: 468-475


Abril_2107
To see the actual publication please follow the link above