Page 117

Abril_2107

EDUCACIÓN MÉDICA 525 Discusión La educación médica se podría ver beneficiada con el uso de metodologías de experiencias simuladas al proporcionar a los estudiantes una visión más realista de la práctica médica. Se necesita evidenciar que esta metodología mejora el logro de las competencias desde la perspectiva de la seguridad del paciente antes del ejercicio de la profesión médica16. Una estrategia propuesta es la inclusión en el currículo de las profesiones de la salud, la formación específica en seguridad del paciente17. Los factores que se consideran tienen relación con el liderazgo explícito, la participación temprana de estudiantes de profesiones de la salud; la tutoría realizada por los residentes a los estudiantes acerca de la seguridad del paciente, el uso de la tecnología de información y la promoción del trabajo en equipo entre los profesionales17. Es necesaria la revisión de la literatura para guiar el cambio curricular, centrándose concretamente en los métodos de enseñanza como, por ejemplo, la simulación. La distribución de los 20 artículos relacionados con el uso de la simulación como metodología educativa está concentrada preferentemente en artículos netamente académicos (30%) seguido de la especialidad de medicina y cardiología (30%), anestesiología, cirugía y farmacia (30%) y finalmente artículos relacionados con obstetricia y urología (10%). La seguridad del paciente durante la atención de salud está directamente influenciada por la calidad de la educación que los estudiantes reciben en las profesiones de la salud. El 90% de los artículos concluye que la simulación contribuye a la seguridad de los pacientes, pues con esta metodología se logra mayor habilidad y destreza en los estudiantes y profesionales egresados de las carreras de la salud. Los autores de los artículos seleccionados consideran relevantes para la seguridad del paciente los siguientes factores: desarrollo de habilidades de comunicación, colaboración interprofesional7,8, gestión en situaciones de emergencias4,9,10 y confianza en los conocimientos adquiridos. Estas competencias se favorecen con el uso de la simulación11, aumentando la conciencia del error y su valor pedagógico12,13. En el currículo de la formación del estudiante de farmacia se incorporó la enseñanza de errores de medicación basado en clases con contenido acerca de errores humanos, errores médicos, errores de medicación, proceso de mejora, análisis de causa origen, modo de fallo y análisis de efectos18. El uso de una metodología activa como es la simulación para encuentros clínicos reales resultó eficaz en los estudiantes de farmacia logrando que, 96% de los encuestados estuviera de acuerdo con la afirmación “soy más consciente de los errores de medicación después de la simulación”12. Constituye una oportunidad para mejorar la capacidad de los estudiantes de farmacia para reconocer y reaccionar a las preocupaciones sobre seguridad de los pacientes y mejorar sus habilidades de comunicación y colaboración interprofesional7. La investigación ha demostrado que las mejoras del sistema pueden reducir las tasas de error y mejorar la calidad de la atención en salud8. En otro estudio13 se valora el uso de simulaciones clínicas para mejorar la eficiencia al realizar reanimación con un nuevo carro de paro. Una revisión de las técnicas actuales revela que la simulación puede favorecer el desarrollo de las competencias del experto médico, del comunicador y del colaborador18. De los artículos seleccionados, un autor5 declara que la adquisición de habilidades a través de la simulación para mejorar la seguridad del paciente es incierta, encontrando que los resultados no dan lugar a una aceleración de la curva de aprendizaje observando un mayor número de complicaciones en comparación con el grupo control. Se sugiere que un curso estructurado que incluya la formación con el simulador podría tener un impacto negativo en el proceso de aprendizaje en cardiología5. Otro artículo6 afirma que la asociación de la metodología educativa de simulación con la seguridad del paciente se verá en la próxima década. La literatura refiere como instrumentos de simulación tanto el uso de vídeos o grabaciones como ambientes que representen la clínica11,14. Por lo tanto, la práctica clínica es una actividad que se hace más compleja cada día y está en constante evolución. La combinación de procedimientos, nuevas tecnologías y el factor humano contribuyen a aumentar el riesgo en el proceso asistencial. La atención segura centrada en el paciente está directamente influenciada por la calidad de la educación que los profesionales de la salud reciben, ya que en la medida que mejora Simulación en educación médica - P. Moya et al Rev Med Chile 2017; 145: 514-526


Abril_2107
To see the actual publication please follow the link above