Page 105

Abril_2107

ARTÍCULO ESPECIAL 513 últimos años de su carrera, de la transición del estilo de pintura a una más abstracta15. Como otros maestros del Impresionismo, Cézanne fue también miope, pero rehusaba usar lentes, por considerarlos algo vulgar15,16. En cuadros de un mismo año, 1890, es posible ver naturalezas muertas pintadas a corta distancia muy nítidas y, a la vez, paisajes de larga distancia en que los detalles son borrosos y distorsionados, propios de alguien con miopía16. La frustración fue evidente en la vida de Cézanne: mala relación con su padre, pobre relación de pareja y con su hijo, quienes preferían la vida de París, se enemistó con su mejor amigo de la infancia y en los últimos años de su vida recibió a muy pocas personas, entre ellas al pintor Émile Bernard y al poeta Gasquet. Su única relación perdurable y más satisfactoria, pero siempre con la sensación de estar imperfecta, fue con su obra artística. Hay argumentos razonables para postular que la conducta de Cézanne podría ser descrita como lo que actualmente denominamos trastorno de personalidad límite. Su conducta podría ser explicada por la persistente inestabilidad en varios ámbitos que caracteriza a este cuadro, tanto en el estado de ánimo como en la autoimagen. Los episodios de ira y agresión manifiesta son frecuentes en este trastorno, especialmente cuando se presenta en varones. Los portadores de este trastorno típicamente establecen relaciones interpersonales inestables e intensas. Un episodio que grafica estas características es lo ocurrido en 1895, cuando Monet organizó un pequeño homenaje, con otros colegas, a Cézanne, en su casa de Guiverny. Monet dijo en dicha ocasión: “al final estamos todos  acá reunidos y valoramos la ocasión de decirte cuanto te queremos y cuanto admiramos tu arte”. Cézanne, sorpresivamente, contestó rudamente: “¡Tú también te ríes de mí!”. Se dio media vuelta, tomó su abrigo y se retiró con un portazo17. Esta hipersensibilidad, desconfianza, sentimientos  de ser traicionado  e irritabilidad son una constante en la vida emocional de Cézanne y se asemejan a las ideas de autorreferencia que los pacientes con este trastorno pueden presentar cuando se ven enfrentados a estrés. Su creación fue muy poco reconocida, a pesar de dedicarle su vida entera. Literalmente le entregó la vida, ya que por estar pintando en el campo su última obra, que fue un retrato de su jardinero, fue sorprendido por una tormenta. Cae enfermo en cama, se levanta al día siguiente para intentar terminar su cuadro y es encontrado inconsciente. Se diagnosticó una neumonía, que le provoca la muerte el 22 de octubre de 19061,3,4. Realmente, Cézanne estaba intentando un imposible: crear sin abandonar la realidad y sin basarse en la imaginación. Sus últimas palabras, que reflejan descontento, son explicables, ya que no era un artista inventivo, sino un gran artista imaginativo, para quien era necesaria tener alguna visión de la realidad como punto de partida de su obra3. Referencias 1. Duchting H. Paul Cézanne. La naturaleza se convierte en arte. Taschen, Colonia, 2003. 2. Torpy J. Portrait of Madame Cézanne. JAMA 2008; 299: 389. 3. Douglas L. Paul Cézanne. Burlingt Mag 1936; 69 (400): 32-5. 4. Southgate T. The Cover. JAMA 2003; 200: 993. 5. Southgate T. The Cover. JAMA 2005; 293: 1954. 6. Southgate T. Madame Cézanne in Blue. JAMA 1999: 281: 111-2. 7. Brion M. Paul Cézanne. Thames and Hudson, Londres. 1974. 8. Rewald J. Paul Cézanne: a biography. Abrahms H, New York. 1996 9. Rewald J. El postimpresionismo: de Van Gogh a Gauguin. Madrid. Alianza Editorial. Col. Alianza forma 31. 540. 1999. 10. Ione A. An Inquiry into Paul Cézanne. J Conscious Stud 2000; 7 (8-9): 57-74. 11. Conway B. Color consilience: color through the lens of art practice, history, philosophy, and neuroscience. Ann. N.Y. Acad. Sci. 1251 (2012) 77-94. 12. Miller BL, Ponton M, Benson DF, Cummings JL, Mena I. Enhanced artistic creativity with temporal lobe degeneration. Lancet 1996; 348: 1744-5. 13. Inzelberg R. The awakening of artistic creativity and Parkinson’s disease. Behav Neurosci 2013; 127: 256- 14. Chatterjee A, Hamilton RH, Amorapanth PX. Art produced by a patient with Parkinson’s disease. Behav Neurol 2006; 17: 105-8. 15. Ivanišević P, Ivanišević M. The influence of retinal eye diseases on painting. Coll Antropol 2015; 39 (1): 243-6. 16. Polland W. Myopic Artists. Acta Ophthalmologica Scandinava 2004; 2: 325-6. 17. Buckley PJ. Paul Cézanne (1839-1906). Am J Psychiatry  2011; 168 (7): 680. Paul Cézanne padre de la pintura moderna - M. Miranda Rev Med Chile 2017; 145: 508-513


Abril_2107
To see the actual publication please follow the link above