ARTÍCULO ESPECIAL - Paul Cézanne, el solitario padrede la pintura moderna

Abril_2107

ARTÍCULO ESPECIAL 508 Rev Med Chile 2017; 145: 508-513 Paul Cézanne, el solitario padre de la pintura moderna Marcelo Miranda Paul Cézanne, the lonely precursor of modern painting Paul Cézanne is an acknowledged pioneer of modern painting. His work was poorly recognized during most of his solitary life. He progressively withdrew from people and society during his life, in part due to his introverted personality and a supreme effort to obtain a unique form of expression of his art, in which nature and its inner secrets played a pivotal role. In this review, we discuss aspects of his life and art, his pathological personal relationships and how they influenced his transcendental work. (Rev Med Chile 2017; 145: 508-513) Key words: Medicine in Art; Neural Pathways; Neurosciences; Paintings. Departamento de Neurología. Clínica Las Condes, Santiago, Chile. Recibido el 5 de mayo de 2016, aceptado el 22 de octubre de 2016. Correspondencia: Dr. Marcelo Miranda Antonio Varas 175 of 302 marcelomirandac@gmail.com “Quisiera asombrar a París con una manzana”. Paul Cézanne, 1895 Paul Cézanne (1839-1906) permanece como uno de los más grandes, originales e influyentes pintores de la historia del arte. Según Pablo Picasso y Henri Matisse, “Cézanne es el padre de todos nosotros”1. En el desarrollo de su arte influyeron de manera fundamental aspectos de su vida familiar que determinaron su peculiar carácter. Cézanne nació en Aix-en-Provence, Francia, primer hijo de 3 que tuvieron Louis-Auguste Cézanne y Anne-Elisabeth Honorine Aubert. Cézanne tuvo 2 hermanas, Marie y Rose, de las cuales sólo Marie tuvo una estrecha relación con él1-4. Su padre, un comerciante de sombreros, llegó a ser un exitoso banquero. Ejerció una tiránica influencia sobre su hijo, oponiéndose a sus inquietudes artísticas. Paul Cézanne jamás pudo liberarse de la influencia paterna y dependió económicamente de él gran parte de su vida. Sólo en los últimos años, cuando ya había logrado cierto éxito, pudo independizarse en el aspecto material. Sin embargo, en el aspecto emocional, siempre estará presente la figura autoritaria del padre. Tal fue la influencia de su progenitor, que mantuvo oculta por más de 6 años su relación con Hortense Fiquet, la que fue su única relación amorosa. La conoció a los 30 años y tuvieron un único hijo, también llamado Paul, que nació en 18721-4. Sin embargo, gracias a la fortuna que le dejó su padre al morir, en 1886, 400.000 francos y su casa, Cézanne pudo, a partir de 1888, dedicarse sin apremios sólo a su arte. Esto contrasta completamente con la situación de gran parte de los artistas de esa época, salvo Toulouse- Lautrec, quienes sufrieron grandes apuros económicos1. Se relación con Émile Zola Cézanne mantuvo una estrecha relación de amistad con Émile Zola, que había empezado en la infancia cuando ambos asistían a la misma escuela básica en su tierra natal. Zola influyó positivamente a Cézanne para que desarrollara sus habilidades artísticas y fuera a París a perfeccionar su arte. Así Zola le escribió a Cézanne: “cobra pues nuevo valor, coge otra vez tu pincel y dale rienda suelta a tu fantasía. Yo creo en ti”1,3. La correspondencia entre ambos es numerosa


Abril_2107
To see the actual publication please follow the link above