Page 86

Abril 2016

artículo de revisión Manejo integral de la EII - D. Simian et al Tabla 1. Factores que podrían influir en el grado de discapacidad y en la calidad de vida de los pacientes con EII Factor Grado de discapacidad Calidad de vida Enfermedad de Crohn11  Grado de severidad de la EII8,17   Uso de esteroides7,17  Hábito tabáquico en EC18  Enfermedad activa de larga data (mayor 10 años de evolución)11,31,32   Mayor grado de estrés psicológico11,31,32   Pobre calidad de vida11  Género femenino9,15,31,32   Menor nivel de educación9,15  Más de dos cirugías por EII9,15  Más de dos hospitalizaciones por crisis31,32  Menor apoyo social31,32  Mayor número de recaídas de su enfermedad31,32  Pensión de invalidez por EII21,32  Retraso en el diagnóstico de la EC33  Déficit de vitamina D35  El gastroenterólogo no sólo debe preocuparse del tratamiento médico de la EII, sino que también lograr un diálogo con el paciente en relación a sus expectativas, factores estresantes, las consecuencias que puedan traer los períodos de crisis desde el punto de vista psicológico y social. Así podrán determinar en conjunto qué aspectos ayudarían a disminuir el grado de discapacidad y con ello mejorar su calidad de vida31,41. En la Tabla 1 se muestran los factores que podrían afectar estas dos variables. Calidad de la atención En la actualidad, el tratamiento de cualquier enfermedad crónica debería estar enfocado en entregar una atención continua y de calidad, con el fin de disminuir su morbilidad y mortalidad. Asch et al han señalado que sólo 57% de los pacientes que se atienden regularmente en una consulta reciben una atención de calidad enfocada a disminuir complicaciones, hospitalizaciones o el riesgo de 492 muerte42. Además, 53% de los pacientes con EII señalan sentirse incapaces de decir alguna cosa importante relacionada a su salud en la consulta con su equipo tratante43. Actualmente, la calidad de la atención de los pacientes con EII no es óptima y por lo tanto necesita ser mejorada. Reddy et al. han sugerido que pacientes con EII a menudo no reciben un tratamiento adecuado, lo que se traduce en dosis subóptimas de mesalazina e inmunosupresores, prolongado uso de esteroides y suplementos de calcio y vitamina D, inadecuada vigilancia de cáncer colorrectal y ausencia de indicación de vacunas44. Por otra parte, la percepción de los pacientes con EII sobre la calidad de la atención que ellos tienen está determinada por la presencia de factores pronósticos y por el tipo de terapia que reciben para el manejo de su enfermedad45. La entrega de atención de salud a pacientes con EII es en general compleja y requiere la coordinación entre gastroenterólogos y coloproctólogos, preferentemente con experiencia en EII, radiólogos e idealmente enfermeras especializadas Rev Med Chile 2016; 144: 488-495


Abril 2016
To see the actual publication please follow the link above