Page 71

Abril 2016

477 Artículos de Investigación Obesidad e infección bacteriana ascendente en el embarazo - A. Ovalle et al incluyen diabetes gestacional, hipertensión arterial, incremento de las cesáreas, hemorragias del postparto. Adicionalmente son más comunes condiciones fetales como macrosomía, malformaciones congénitas y muerte fetal. Además, los hijos de las madres obesas tienen mayor riesgo que los nacidos de madres de peso normal, de resultados perinatales adversos, como muerte y trauma fetal al nacer, así como una larga estadía en la UCI neonatal2-11. Aunque datos emergentes indican una asociación entre obesidad materna y enfermedades infecciosas12,13, hay mucho menos conocimiento disponible. Después de la epidemia de la gripe H1N1, se demostró que las embarazadas obesas tienen mayor riesgo de neumonía viral y peores resultados14,15. La obesidad en el embarazo también se ha asociado con un mayor riesgo de infecciones de la piel y de infección de las heridas operatorias10,12,. Además, la obesidad en las mujeres es un factor de riesgo importante para cistitis y pielonefritis, aunque en los estudios respectivos los autores no separan la condición reproductiva. Por último, algunos estudios han demostrado que la obesidad tiene mayor riesgo de parto prematuro y de endometritis puerperal3,8,13,16-20. El objetivo de este estudio fue comparar los resultados adversos relacionados con infección bacteriana ascendente que presenta la embarazada con índice de masa corporal (IMC) normal y alterado. Material y Métodos Diseño del estudio y base de datos Estudio retrospectivo de corte transversal acerca del impacto de la obesidad sobre los resultados adversos relacionados con infección bacteriana ascendente (IBA) en mujeres embarazadas. El Comité de Ética Científico del Servicio de Salud Metropolitano Central aprobó la realización de este trabajo. Los registros clínicos y microbiológicos de las madres y de los recién nacidos se obtuvieron de bases de datos existentes en el Hospital Clínico San Borja Arriarán (HCSBA) que incluyeron: a) Estadísticas anuales del Servicio de Obstetricia, Ginecología y Neonatología (datos generales de todas las embarazadas, infecciones parto, puerperio y neonato); b) Sistema de información perinatal CLAP-OPS/OMS (datos generales, peso y talla Rev Med Chile 2016; 144: 476-482 maternos); c) Servicio de Laboratorio (datos sobre infecciones parto y puerperio); d) Servicio de Anatomía Patológica (biopsias placentarias de abortos de 2º trimestre y partos prematuros asociados con infección bacteriana ascendente, IBA); e) Servicio de Neonatología; (morbilidad infecciosa grave del neonato y muerte perinatal asociada a infección). Población del estudio Se estudiaron embarazos únicos entre 15,0 y 42,0 semanas de gestación, atendidos en el HCSBA, entre el 1 de enero de 2012 hasta el 31 de diciembre de 2012. Se excluyeron las siguientes condiciones: aborto menor de 15 semanas, embarazo múltiple, embarazos con malformación fetal, enfermedades que suprimen la respuesta inmune (diabetes pregestacional, VIH, enfermedades del mesenquima), embarazadas sin cálculo del IMC antes de las 11 semanas. Definiciones de peso corporal El IMC se calculó en la primera visita prenatal y antes de las 11 semanas de gestación, de acuerdo con la clasificación de la OMS. Los siguientes grupos se categorizaron: bajo peso (IMC < 18,50 kg/m2); peso normal (IMC 18,50-24,99 kg/m2, grupo de control); sobre peso (IMC 25,00-29,99 kg/m2); obesa clase I (IMC 30,00-34,99 kg/m2); obesa clase II (IMC 35,00-39,99) y obesa clase III (IMC > 40 kg/m2). Resultados adversos del embarazo y perinatales asociados con IBA Se evaluaron los siguientes resultados adversos asociados con IBA: aborto de segundo trimestre (15-21,6 semanas) y parto prematuro espontáneo entre 22 y 36,6 semanas21-29. Infecciones del parto y puerperio: corioamnionitis clínica, infección de la herida operatoria, endometritis y mastitis. Además infección neonatal precoz, incluyendo sepsis, neumonía y muerte perinatal asociada con infección. Aborto de II trimestre (15-21,6 semanas) y parto prematuro espontáneo (22-36,6 semanas) asociados con IBA. Se consideró aborto o parto prematuro asociado con IBA el embarazo con una o varias de las siguientes condiciones clínicas: rotura prematura de membranas (RPM), infección ovular clínica (corioamnionitis clínica), sangrado vaginal con o sin desprendimiento amniocorial, vaginosis bacteriana sintomática, vaginitis aeróbica, infección del tracto urinario, dispositivo intrauterino


Abril 2016
To see the actual publication please follow the link above