Page 52

Abril 2016

Artículos de Investigación Costo efectividad de rehabilitación post infarto - P. López-Montecinos et al Figura 1. Árbol de decisiones: demanda anual de personas sobrevivientes a un IAM en el SSMN y estimación de años de vida perdidos por muerte prematura (AVPMP) y años de vida ganados (AVG) tras un PRC. (a) Unidad de Vigilancia de Enfermedades no Transmisibles. Departamento de Epidemiología. Reporte de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles (ENT) 2011. (b) Nazzal C, Alonso FT. Incidencia y letalidad por infarto agudo del miocardio en Chile: 2001-2007. Rev Med Chile 2011; 139: 1253-60. (c) Martínez SA, et al. Mortalidad post infarto del miocardio en Chile: Comparación de los registros de angioplastía primaria versus trombolisis. Rev Chil Cardiol 2010; 29: 29-36. (d) Lawler PR, et al. Efficacy of exercise-based cardiac rehabilitation post-myocardial infarction: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Am Heart J 2011; 162: 571-84. meta-análisis10, que incluye un análisis ajustable al contexto local en términos de calidad, población objetivo y características generales del PRC. Se consideraron gastos directos e indirectos asociados a la prestación. Con respecto a los gastos directos, implican recurso humano y materiales audiovisuales. Los gastos indirectos se refieren a infraestructura, equipamiento, servicios básicos y gastos administrativos. Los bienes de capital se valoraron de acuerdo a su valor de mercado, calculando el costo anual según los años de vida útil de los activos, obtenidos del Servicio de Impuestos Internos. El gasto en recursos humanos fue estimado acorde a la ley de remuneración 18.834 para profesionales de categoría B, considerando 5 años de experiencia y formación en la especialidad y la Ley 19.664 para profesionales de categoría A, un médico cardiólogo con 9 años de experiencia. Para estimar la eficacia en la reducción de la mortalidad se comparó el tratamiento convencional 458 con trombolisis con el mismo tratamiento más el ingreso al PRC propuesto durante el primer año post IAM. Con base en la estadística nacional de mortalidad tardía (24 meses post-trombolisis), se calculó los años de vida perdidos por muerte prematura (AVPMP). Esta mortalidad tardía se verá reducida tras la intervención. Por lo tanto, se estimó los Años de Vida Ganados (AVG) por la aplicación de un PRC de 8 semanas de ejecución y 3 meses de seguimiento telefónico. Se obtiene la Razón Costo Efectividad Incremental (RCEI o ICER en inglés) al relacionar el costo diferencial con los AVG, como indicador unidimensional de efectividad. En relación al índice de costo-efectividad, se considera la clasificación empleada en el estudio de costo efectividad del MINSAL22. Si bien esta clasificación, se utiliza para estudios que expresan sus resultados en indicadores multidimensionales, como los AVAC (años de vida ajustados por calidad) y AVAD (años de vida ajustados por discapacidad), consideramos que el PIB per cápita es un umbral aceptable para AVG. Finalmente se realizó un análisis de sensibilidad determinístico sobre la tasa de descuento, variables epidemiológicas y del potencial desempeño del programa. Se analizó la estimación de la demanda mediante el análisis bivariable de la incidencia y la letalidad del IAM. Los valores de variabilidad consideran las tendencias de incidencia y letalidad a 6 años23. Y un análisis univariable de los cambios de incidencia, letalidad, derivación y eficacia del PRC y su impacto sobre los resultados (AVG e ICER). Por otro lado, se realizó un Análisis de Sensibilidad de tres escenarios, que considera: 1) menor derivación documentada (15%) y adherencia de 50%; 2) derivación y adherencia de 50% y 3) derivación 50% y adherencia 100%. Rev Med Chile 2016; 144: 456-464


Abril 2016
To see the actual publication please follow the link above