Page 51

Abril 2016

457 Artículos de Investigación Costo efectividad de rehabilitación post infarto - P. López-Montecinos et al mente costo-efectiva de educar al paciente después de un episodio mórbido coronario y controlar los principales factores de riesgo cardiovascular4. Tanto los PRC basados sólo en ejercicio como las terapias integrales disminuyen significativamente la mortalidad general de personas con patologías cardiovasculares5-11, ya sea con enfermedad coronaria como con insuficiencia cardiaca12. También la mortalidad por causa cardiovascular se reduce de manera significativa tras un PRC8. En relación a la morbilidad cardiovascular post IAM, según estudios de la última década disminuye significativamente la angina inestable y cirugías de revascularización11, los factores de riesgo CV6-8 y los re-infartos9,10, existiendo variabilidad entre los estudios. Además existe un impacto positivo sobre la calidad de vida relacionada a la salud5-13. Post IAM se recomienda una prescripción de ejercicio basada en una evaluación específica. La prescripción debe incluir frecuencia, intensidad, duración, modalidad y progresión3. El ejercicio constituye una importante herramienta terapéutica, pese a que el riesgo de complicaciones cardiovasculares aumenta transitoriamente durante el ejercicio vigoroso e infrecuente, en especial para personas que tienen enfermedad coronaria y son sedentarias13. Una prescripción inadecuada puede ser perjudicial para la población infartada. Es indispensable que el ejercicio sea guiado por un equipo con formación en rehabilitación cardiovascular y con preparación para asumir una emergencia4,15,16. En Chile, el Grupo de Estudios Multicéntricos del Infarto (GEMI), recomienda las guías clínicas de la American Heart Association (AHA), European Society of Cardiology (ESC), además de la guía clínica del Ministerio de Salud Chileno (MINSAL) y de la Sociedad Chilena de Cardiología (SOCHICAR), para el manejo de pacientes con IAM. El GEMI recomienda implementar PRC secundarios para pacientes con riesgo moderado y alto, que incluyen ejercicio. El año 2005 se incorpora a las Garantías Explícitas en Salud el diagnóstico, tratamiento y seguimiento del infarto agudo al miocardio. Se incorpora la garantía de acceso a prevención secundaria, lo que incluye profilaxis farmacológica; hipolipemiante, educación sobre hábitos de vida saludables, control adecuado de la hipertensión arterial y la diabetes. La garantía de seguimiento no explicita el acceso a un programa de ejercicio Rev Med Chile 2016; 144: 456-464 supervisado. En nuestro país, existen PRC basados en ejercicio físico realizados en su mayoría en instituciones privadas y concentrados en la Región Metropolitana18. Las razones de la falta de implementación de dichos programas podrían radicar en la falta de personal entrenado, limitaciones económicas, ausencia de espacio físico y en la baja percepción de beneficio clínico o rentabilidad19. En Chile no se han publicado estudios de evaluación económica en este ámbito. Estudios internacionales señalan que la implementación de un PRC es costo-efectivo4,13,17,20. El propósito de nuestro estudio es determinar la tasa costo-efectividad de un PRC modelo, que incluye ejercicio físico y consejerías, para contribuir al análisis económico de su implementación en el Sistema de Salud público chileno. Método Se realizó un estudio de costo-efectividad, considerando las recomendaciones de la Guía de Evaluación Económica del MINSAL (2013)21. Las alternativas a comparar son a) Trombolisis tras un IAM y b) Trombolisis más incorporación a un PRC. Generamos un programa según recomendaciones de la AHA, Heart Foundation (Australia), ESCy National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE). Se confeccionó un protocolo ambulatorio supervisado, técnicamente viable, ajustado a la realidad chilena y aprobado por un comité de expertos. Para ajustar el programa a la población objetivo se estimó la demanda anual de personas sobrevivientes a un IAM en el Servicio de Salud Metropolitano Norte (SSMN). Estimaciones y supuestos se presentan en la Figura 1. La población se caracteriza por ser mayores de 50 años, de predominio masculino, presentar uno o más factores de riesgo cardiovascular y enfermedades metabólicas. Según las bases de datos del DEIS (2011) 78% de la población del SSMN son beneficiarios de FONASA. La perspectiva del análisis de costo fue desde el servicio hospitalario, omitiendo gastos de pacientes. El horizonte temporal de los costos fue de un año, para dar cobertura a la demanda anual estimada, y en el caso de los efectos, se consideró la sobrevida a 24 meses tras el PRC, según un


Abril 2016
To see the actual publication please follow the link above