Page 21

Abril 2016

ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN 427 Evaluación de programa de médicos rurales por sus participante - J. Ramírez et al En Chile existen entre 25.0008 y 30.000 médicos16,17. La Región Metropolitana de Santiago, con aproximadamente 40% de la población del país18, tiene una tasa de médicos por habitante, 53% mayor que el promedio nacional, y 61% considerando sólo horas de medicina general19. No existe información exacta de la distribución urbana rural de médicos, aunque si se ha determinado una tendencia a la concentración en grandes zonas centrales y mayormente urbanas17. Considerando sólo datos del sistema público, que atiende a más de dos tercios de la población chilena20, zonas con mayor porcentaje de ruralidad presentan menores tasas de médicos, especialmente de médicos generales17,21. La medicina rural nacional ha estado asociada a políticas que han buscado fortalecerla y expandirla22. El programa nacional de Médicos Generales de Zona (MGZ), hoy denominado Etapa de Destinación y Formación Médica, fue creado hace 60 años y su objetivo fue atraer médicos generales a zonas rurales, ofreciéndoles beneficios pecuniarios, acceso a especialización y carrera funcionaria23,24. Este sistema se ha mantenido sin mayores variaciones, a pesar de un cambio reciente en su institucionalidad25 y en una reciente y masiva política de expansión en el número de participantes del programa26. El programa incluye un concurso nacional de oposición de antecedentes, al que postulan médicos recién egresados de universidades nacionales, ofreciéndose aproximadamente 180 cargos anualmente. El interés ha sido creciente, con tasas de reclutamiento de 100% entre los años 2002 y 200922, determinado probablemente por el aumento de facultades de medicina y médicos egresados en los últimos 15 años. Para el año 2015, y debido a la expansión comentada, se ofrecieron 550 plazas, debido al aumento en 70 nuevos cargos rurales y 300 urbanos. Los MGZ trabajan entre 3 y 6 años como funcionarios de los 29 servicios de salud (SS), organismos descentralizados con responsabilidad sanitaria de un área geográfica. Los médicos son asignados a hospitales de baja complejidad o a centros ambulatorios del primer nivel de atención abierta y/o cerrada, principalmente en localidades rurales. Posteriormente, el médico accede a una especialización mediante otro concurso nacional, manteniendo durante los tres años de entrenamiento su condición de funcionario público. Esta política ha sido considerada exitosa22,27,28, aunque la investigación local respecto a esta área es insuficiente. El objetivo de este estudio es conocer la evaluación global de la experiencia por parte de los propios MGZ en Chile y los principales determinantes de ésta. Secundariamente, identificar determinantes de la disposición a volver como especialista al lugar de destinación. Esto, con el propósito de seleccionar posibles incentivos efectivos para la retención del recurso humano calificado en zonas rurales. Material y Método Se desarrolló una primera fase cualitativa durante el primer semestre de 2008, cuya metodología se detalla en otra parte29, que entregó insumos para la realización de la fase cuantitativa durante los dos últimos meses de 2008. Los participantes fueron informados sobre el uso que se le daría a la información proporcionada, y se garantizó confidencialidad y anonimato. Se contó con aprobación y financiamiento del Departamento de Estudios del Colegio Médico de Chile (Regional Santiago). Para el diseño muestral, el universo consideró MGZ en etapa de destinación a noviembre de 2008. En 2008, según cifras oficiales del Ministerio de Salud, existían 776 médicos contratados bajo esta modalidad (artículo 8, ley 19.664). El marco muestral se obtuvo a través de la Agrupación de MGZ, que proporcionó una base de datos, no exhaustiva, con correos electrónicos y teléfonos de 396 médicos en ejercicio que habían tenido contacto profesional con la agrupación. Para el tamaño de la muestra, se utilizó diseño probabilístico. Con un nivel de confianza de 95%, un margen de error de 5%, y una probabilidad de no respuesta de 20%, se calculó que dicho tamaño correspondía a 310 encuestados. Este muestreo fue estratificado entre todos los servicios de salud del país. La recolección de datos se realizó a través de un cuestionario auto-aplicado, diseñado por los autores en base a resultados de la etapa cualitativa -validado en un estudio piloto-, y que se administró mediante encuesta online y telefónica29. Constó de seis secciones, en que se distribuyeron las 11 condiciones específicas estudiadas: ambientales (climáticas y de aislamiento); laborales (carga Rev Med Chile 2016; 144: 426-433


Abril 2016
To see the actual publication please follow the link above