Page 17

Abril 2016

ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN 423 Uso inapropiado de medicamentos en adultos mayores: ENS 2010 - A. Passi et al apropiado. También puede ocurrir que el UI Nivel 1 empeore el estado de salud. Un estudio15 ha reportado la relación que existe entre un peor estado de salud y el riesgo de presentar UI y otro17, determinó que los individuos que consumen medicamentos inapropiados empeoran su percepción del estado de salud con el tiempo. Respecto a los principios activos del UI nivel 1, la clorfenamina es el más prevalente, corresponde aun antihistamínico de primera generación, que puede provocar somnolencia y efectos anticolinérgicos, y no debiera usarse dada la existencia de antihistamínicos de nuevas generaciones, más seguros para los AM. La amitriptilina es el segundo UI nivel 1 más prevalente, es un antipsicótico de primera generación, con efecto anticolinérgicos acentuados, y no debiera usarse dado que existen antipsicóticos de nuevas generaciones. El clonazepam, tercer UI nivel 1 más prevalente, tiene un largo efecto somnífero y no debiera usarse dada la existencia de benzodiacepinas de acción corta. Este es el segundo estudio realizado en Chile que entrega información acerca del UI de medicamentos en la población general de adultos mayores de 64 años, en una muestra representativa nacional. El primer estudio se realizó a partir de la base de datos obtenidos en la ENS 2003, donde se encontró que 11,7% (9,0-15,1) de los AM presentaron UI de nivel 118. Según el presente estudio, 9,7% (6,6-12,5) de los AM presentó UI de nivel 1. Estas prevalencias no se pueden comparar con facilidad, ya que el listado y la cantidad de PA en el nivel 1 son diferentes, debido a que se agregaron nuevos PA y se cambiaron de nivel de gravedad otros PA, de acuerdo a la nueva información disponible. Al comparar las prevalencias puntuales de los PA más consumidos del nivel 1 de la ENS 200318 y de la ENS 2010, se observa que la mayoría disminuyó. A pesar que no es posible indicar si la diferencia es significativa, ya que los valores del año 2003 fueron publicados sin intervalos de confianza, existe una tendencia general a la disminución de los PA más inapropiados para los AM, sugiriendo una mejora en la seguridad de uso de medicamentos en el AM. Si sumamos los niveles de gravedad 1 y 2 las prevalencias de UI en Chile resultan llamativamente altas (mayores a 30%) al compararse con estudios internacionales que utilizan el criterio de Beers, los cuales reportan prevalencias que varían de 15,1%12 a 20,0%19. Sin embargo, gran parte de esta diferencia está explicada porque los estudios no son exactamente comparables. De hecho, los criterios usados en Chile corresponden a un listado que incluye una mayor cantidad de PA que los usados por esos estudios. Una de las limitaciones del estudio, que deriva del diseño transversal de la ENS, es que los datos no aportan la mejor evidencia para atribuir causalidad, y no podemos saber, por ejemplo, si la polifarmacia o una peor autopercepción del estado de salud aumentan el UI, o si es al revés. No obstante, el sexo femenino fue asociado como un factor de riesgo para el UI, y no es afectado por esta limitación, dado que el sexo precede de forma irrefutable al UI. Dado que la ENS no indica la razón de uso del medicamento, se limita el análisis UI nivel 2 y 3, pero no afecta al análisis del uso inapropiados más graves (nivel 1), dado que no se deben usar en ningún contexto. La validez de la información recogida sobre medicamentos en la población de AM ha sido algunas veces cuestionada. Sin embargo, hay que destacar que en este estudio sólo 6,2% no pudo mostrar los productos físicamente a la enfermera, no recordaban ninguno o los mencionó sólo verbalmente (sin mostrar la caja). Esta cifra es menor que lo observado en el resto más joven de la ENS 2010 (12,9%), por lo que se estima que la validez de la información recogida es al menos similar a la que se obtiene en estudios a otras edades. Una hipótesis que podría explicar, en parte, la alta prevalencia de UI nivel 1 en Chile se relaciona con la disponibilidad de los PA del nivel 1 (y de sus alternativas más seguras) en el arsenal de medicamentos de los servicios públicos, considerando que la mayoría de los AM son beneficiarios de estos servicios. Para poder verificar esta última hipótesis es necesario realizar un estudio de los arsenales terapéuticos y la real disponibilidad de éstos en el sistema público. Además de esta necesidad de información, surgen otras interrogantes relevantes para la salud pública, analizables por la ENS, tales como ¿Cómo se distribuye el UI al analizar el lugar de adquisición del medicamento? ¿La automedicación es un factor de riesgo para el UI? ¿los medicamento usados de forma esporádica son los que aportan más al UI? Surgen también interrogantes que requieren otras fuentes de información, tales como: ¿Afectará la implementación de un sistema Rev Med Chile 2016; 144: 417-425


Abril 2016
To see the actual publication please follow the link above