Andropausia y vulnerabilidad en salud: ¿cuándo empezamos a educar a los hombres ya los profesionales de la salud?

Abril 2016

541 cartas al editor / letter to the editor Los autores aludidos ofrecieron la siguiente réplica: Sr. Editor: Agradecemos los comentarios del Dr. López- Hernández sobre el análisis estadístico de nuestro trabajo de farmacogenética de anticoagulantes orales y señalamos lo siguiente: Se evaluaron diferentes modelos de herencia para cada variante, utilizando como criterio de selección el Bayesian Information Criterion (BIC)1. El BIC es una medida para comparar distintos modelos logit, basada en la verosimilitud del modelo y en sus grados de libertad1,2. En términos prácticos, el BIC permite decidir cuál es el mejor modelo de herencia2. Por limitaciones de espacio, sólo incluimos los valores de odds ratio (OR) con el modelo de herencia aditivo, ya que tanto en nuestro trabajo y en la literatura citada, es el que mejor explica los resultados. Esto no fue declarado explícitamente en el texto, pero tal como lo reconoce el Dr. López-Hernández, es deducible de los análisis. En el caso del análisis de asociación con warfarina, podría suponerse un modelo recesivo al observar la Figura 1 del artículo; sin embargo, tanto la evidencia biológica (que indica el Dr. López-Hernández), la literatura y el criterio BIC afirmanla idea de que el modelo correcto es el aditivo. El software utilizado SNPStat2 lamentablemente noentrega los coeficientes de regresión. Con respecto al uso de odds ratio, éste se define como la probabilidad de que una condición se presente en un grupo de individuos frente a la probabilidad de que ocurra en ausencia de esta3. En nuestro trabajo, la condición evaluada fue el requerimiento de dosis baja de anticoagulante. En el caso de los intervalos de confianza (IC) amplios de los OR calculados, en la discusión se incluyó, entre las limitaciones del trabajo, el tamaño de la muestra relativamente pequeño. Por esta misma razón, si bien el análisis de regresión logístico empleó los datos cuantitativos como corresponde, las dosis utilizadas de anticoagulantes fueron categorizadas en dos grupos para comparar los promedios de dosis para cada genotipo. Compartimos la opinión del Dr. López-Hernández sobre las implicancias clínicas de nuestro trabajo. Su diseño retrospectivo demuestra la asociación entre dosis bajas y genotipo, pero no fue diseñado para realizar recomendaciones clínicas; ello requeriría un estudio prospectivo, tal como los que incluimos en las referencias4-6, entre otros, que han contribuido a la generación de algoritmos como el que se presenta en www.warfarindosing.com. Es por ello que nuestro trabajo se plantea como una base para promover otros estudios que permitan evaluar la utilidad clínica de la introducción del tamizaje genético de VKORC1 y/o CYP2C9 en pacientes chilenos. Gabriela Repetto1, Felipe Benavides1, Iris Delgado2 1Centro de Genética y Genómica. 2Centro de Epidemiología y Políticas de Salud. Facultad de Medicina Clínica Alemana-Universidad del Desarrollo. Santiago, Chile. Referencias 1. Kass R, Raftery AE. Bayes Factor. J Am StatAssoc 1995; 90 (430): 773-95.  2. Solé X, Guinó E, Valls J, Iniesta R, Moreno V. SNPStats: a web tool for the analysis of association studies. Bioinformatics 2006; 22 (15): 1928-9. 3. Szumilas M. Explaining Odds Ratios. J Can Acad Child Adolesc Psychiatry 2010; 19 (3): 227-9. 4. Perini JA, Struchiner CJ, Silva-Assunção E, Santana IS, Rangel F, Ojopi EB, et al. Pharmacogenetics of warfarin: development of a dosing algorithm for Brazilian patients. Clin Pharmacol Ther 2008; 84 (6): 722-8. 5. Lenzini PA, Grice GR, Milligan PE, Gatchel SK, Deych E, Eby CS, et al. Optimal initial dose adjustment of warfarin in orthopedic patients. Ann Pharmacother 2007; 41 (11): 1798-804. 6. Johnson JA, Gong L, Whirl-Carrillo M, Gage BF, Scott SA, Stein CM, et al. Clinical Pharmacogenetics Implementation Consortium Guidelines for CYP2C9 and VKORC1 Genotypes and Warfarin Dosing. Clin Pharmacol Ther 2011; 90 (4): 625-9. Andropausia y vulnerabilidad en salud: ¿cuándo empezamos a educar a los hombres y a los profesionales de la salud? Andropause and vulnerability in health: when do we start to educate men and health professionals? Sr. Editor: La carta de la Dra. Margarita Bernales, titulada «Perspectiva de género y vulnerabilidad en salud: ¿cuándo empezamos a incluir a los hombres?», recientemente publicada en la Revista Médica de Chile1, plantea un interesante tema en relación a la percepción de invulnerabilidad que tiene gran parte de la sociedad respecto a la salud de los varones. Dicha autora menciona claramente que el sistema de salud chileno se ha distanciado de la población masculina debido a la forma de organizar sus intervenciones en salud, lo que demuestra que este sistema hoy en día no cuenta con una política o Rev Med Chile 2016; 144: 534-543


Abril 2016
To see the actual publication please follow the link above