Page 134

Abril 2016

cartas al editor / letter to the editor los valores del intervalo de confianza (IC) son grandes. El IC estima la precisión del OR2, 3. Un IC amplio indica un bajo nivel de precisión de la OR, mientras que un IC pequeño indica una mayor precisión de la OR2, 3. Ambos intervalos de confianza para la asociación con acenocumarol (95% IC 2,87-32,12) y warfarina (95% IC 2,75-127,12) son amplios, lo que sugiere que la precisión de la OR es baja, probablemente debido al tamaño de la muestra. Del mismo modo, los resultados son difíciles de interpretar debido a que el objetivo del estudio es asociar la dosis de ambos anticoagulantes con la presencia del alelo variante del gen VKORC1 y su modelo de herencia. Los resultados del análisis de regresión logística son más difíciles de explicar, porque no se proporcionan los coeficientes de la regresión (valores b) y los valores se describen en la métrica de proporciones o probabilidades4. 540 De acuerdo con los resultados observados podemos pensar que los coeficientes mostrarían una asociación inversamente proporcional ante la presencia del alelo variante A. Los autores informaron sus resultados como una relación de dos probabilidades, conocida como OR, lo que es igual a la probabilidad de que el resultado ocurra (riesgo) en relación con la probabilidad de que el resultado no se produzca. Por lo tanto, un análisis de regresión logística empleando como variable de estudio las concentraciones en mg/semana de cada anticoagulante en relación a los genotipos permite una mejor interpretación de los resultados, ya que indicaría cómo es la asociación (directamente o inversamente proporcional a la concentración del anticoagulante estudiado). Tomando los valores de OR de los autores, la probabilidad de cada paciente de ingerir una dosis baja de acenocumarol o warfarina es 9 y 18 veces mayor; respectivamente, en los pacientes con la variante alélica A en comparación con el alelo silvestre G. Claramente la implicación clínica que se puede visualizar es iniciar una dosis de mantenimiento de anticoagulante baja en pacientes con la variante alélica A, pero el estudio no deja claro con qué dosis iniciar y si es la misma dosis para las personas que tengan el genotipo homocigoto AA con respecto a las personas con el genotipo heterocigoto GA. Por otra parte, los datos reportados por Hsiang-Yu et al, al transfectar células HepG2 con vectores que contenían la secuencia promotora del alelo A y del alelo G del gen VKORC1 y medir los niveles de actividad del gen luciferesa mostraron que los niveles de actividad fueron menores en las células transfectadas con la secuencia promotora del alelo A en comparación con las células transfectadas con la secuencia del alelo G. Por lo tanto, es lógico plantear como hipótesis que los pacientes que presenten un genotipo con una o ambas copias del alelo A presentaran una menor expresión de la enzima vitamina K-epóxido-reductasa y por ende se afectaría la síntesis de proteínas de la coagulación, lo que repercutiría en la dosis de anticoagulante. Los datos mostrados por los autores hacen sentido clínico, ya que se puede observar que los individuos con el genotipo homocigoto AA requieren menos dosis de acenocumarol y warfarina. Sin embargo, para los pacientes que presentan el genotipo heterocigoto GA, la dosis requerida de acenocumarol es intermedia con respecto a los genotipos homocigotos (GG vs AA), no así para la dosis de warfarina, lo que sugiere que el fenotipo observado en relación al requerimiento de dosis de acenocumarol lo puede explicar el modelo de herencia aditivo, el cual supone que cada copia del alelo variante modifica el fenotipo en una cantidad aditiva. Por ende, los pacientes homocigotos para el alelo variante tienen el doble de probabilidad de expresar menores concentraciones de enzima vitamina k-epóxido-reductasa que los heterocigotos, o el modelo de herencia co-dominante. Este último supone que cada genotipo proporciona una probabilidad individual de fenotipo diferente y no aditivo. Sin embargo, el fenotipo observado respecto a la dosis requerida de warfarina sugiere un modelo de herencia recesivo; el cual supone que son necesarias dos copias del alelo variante para modificar dicho fenotipo. En todos los casos, se requiere de un análisis estadístico que permita aceptar o rechazar cualquier hipótesis. Para ello se requiere conocer las concentraciones mg/semana de cada paciente y generar el análisis por modelo de herencia para generar el análisis de grupos. Daniel López-Hernández Doctor en Ciencias. Director, Centro de Investigaciones y de Educación Continua, CENINVEC. Investigador, Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, ISSSTE (Ciudad de México, México). Referencias 1. Benavides F, Grossman N, Poggi H, Nieto E, Bertrán A, Araos D, et al. Efecto de las variants de VKORC1 y CYP2C9 sobre la dosis de anticoagulantes orales en individuos chilenos. Rev Med Chile 2015; 143: 1369-76. 2. López-Hernández D. Letter to the Editor: Epidemiologic Association between Antibiotic Use with the Risk of Developing Type 2 Diabetes Mellitus. J Clin Endocrinol Metab 2015; 100 (11): L119-20. 3. Szumilas M. Explaining odds ratios. J Can Acad Child Adolesc Psychiatry 2010; 19 (3): 2279. 4. Liberman AM. How Much More Likely? The Implications of Odds Ratios for Probabilities. Am J Eval 2005; 26 (2): 253-66. Conflictos de intereses: Ninguno que declarar Correspondencia a: Dr. Daniel López-Hernández 2003dlopez@gmail.com ceninvec@gmail.com Rev Med Chile 2016; 144: 534-543


Abril 2016
To see the actual publication please follow the link above