Page 123

Abril 2016

CASOS CLÍNICOS Conductas de riesgo en consumidores de cocaína no consultantes - R. Santis et al Tabla 2. Comparación de patrones de consumo de último mes y de dependencia de sustancias entre consumidores de pasta base de cocaína (Grupo 1) y consumidores de clorhidrato de cocaína (Grupo 2) Grupo 1 Grupo 2 OR (95% IC)* 529 no consultantes de servicios de rehabilitación, al inicio, 6 meses y 12 meses de seguimiento Análisis de retención La tasa de retención a los 12 meses fue 86,1% (n = 402). La edad promedio de los 65 sujetos que abandonaron el estudio fue 22,7 años (DE = 6,9), y de los que completaron el seguimiento fue 23,7 años (DE = 7,3), sin diferencia significativa entre ambos grupos (t = 1,022; p = 0,308). Hubo mayor retención de mujeres en el grupo 2 (93,9% versus 78,6%; c2 1, 236 = 9,3; p = 0,002). No se observaron diferencias por género en el grupo 1. En relación a las conductas de riesgo, sólo se observó una mayor proporción de negligencia en el cuidado de menores debido al consumo de drogas entre aquellos que abandonaron el estudio al interior del grupo 1 (grupo abandono: 69,2% versus grupo retenido: 27,4%; c2 1, 231 = 8,6; p = 0,003). Patrón de consumo de sustancias En ambos grupos predominó el policonsumo, siendo la combinación más frecuente el tipo de cocaína que define el grupo (PBC o CC) asociada con alcohol y marihuana. En el grupo 1 se observó una proporción de sujetos que también consumía CC, que osciló entre 32,5% al inicio del estudio y 26,5% a los 12 meses. Igualmente, el grupo 2 evidenció un consumo de PBC en 21,2% de los sujetos al inicio y en 19,7% al seguimiento. Existió una proporción significativamente mayor de consumidores de alcohol y anfetaminas en el grupo CC en relación al grupo PBC (Tabla 2). En todos los casos la vía de administración de PBC y marihuana fue la pulmonar, y nasal en caso de CC. Respecto al diagnóstico de dependencia, no se observaron diferencias significativas en el consumo de marihuana y alcohol, siendo ambos grupos mayoritariamente dependientes de estas sustancias. Las únicas diferencias significativas correspondieron a las derivadas de los criterios de inclusión. Sin embargo, se observó un aumento en la proporción de adictos a la PBC durante el seguimiento en el grupo 2 (Tabla 2). En relación a la severidad de la dependencia, los adictos a la PBC del grupo 1 presentaron una significativa mayor severidad de la adicción que los dependientes de PBC del grupo 2 (Inicio: 5,5 DE = 0,8 versus 4,5 DE = 1,1; 6 meses: 5,4 DE = 0,8 versus 5,1 DE = 0,9; 12 meses: 5,4 DE = 0,9 Variable Basal (n = 231) n (%) 6 ms (n = 190) n (%) 12 ms (n = 204) n (%) Basal (n = 236) n (%) 6 ms (n = 189) n (%) 12 ms (n = 198) n (%) Patrón de consumo PBCa 231 (100) 158 (83,2) 150 (73,5) 50 (21,2) 34 (18) 39 (19,7) 28,02 (19,2-40,8) CCb 75 (32,5) 53 (27,9) 54 (26,5) 236 (100) 144 (76,2) 131 (66,2) 0,08 (0,06-0,12) Marihuana 172 (74,5) 121 (63,7) 111 (54,4) 173 (73,3) 148 (78,3) 122 (61,6) 0,07 (0,56-1,07) Anfetaminas 12 (5,2) 2 (1,1) 0 (0) 26 (11) 10 (5,3) 5 (2,5) 0,36 (0,18-0,7) Solventes 8 (3,5) 2 (1,1) 4 (2) 4 (1,7) 1 (0,5) 1 (0,5) 2,32 (0,87-6,19) Sedantes 26 (11,3) 19 (10) 9 (4,4) 22 (9,3) 15 (7,9) 10 (5,1) 1,22 (0,75-1,97) Alcohol 184 (79,7) 155 (81,6) 149 (73) 213 (90,3) 172 (91) 158 (79,8) 0,63 (0,41-0,98) Policonsumo 221 (95,7) 164 (86,3) 159 (77,9) 230 (97,5) 172 (91) 163 (82,3) 1,37 (0,89-2,12) Dependenciac PBCa 224 (97) 146 (92,4) 141 (94) 39 (78) 32 (94,1) 38 (97,4) 2,35 (1,16-4,79) CCb 64 (85,3) 37 (71,2) 40 (74,1) 217 (91,9) 128 (88,9) 114 (87) 0,40 (0,25-0,66) Marihuana 145 (84,3) 99 (81,8) 83 (74,8) 150 (86,7) 119 (80,4) 81 (66,4) 1,08 (0,74-1,59) Alcohol 116 (63) 92 (59,4) 78 (52,3) 124 (58,2) 98 (57) 75 (47,5) 1,16 (0,86-1,59) Polidependencia 197 (86,8) 119 (67,2) 115 (63,5) 189 (84) 128 (76,6) 105 (67,3) 1,16 (0,84-1,6) *Odds Ratios calculadas empleando Ecuaciones de Estimación Generalizada (1: grupo 1; 0: grupo 2). aPasta base de cocaína. bClorhidrato de cocaína. cSegún criterios CIE-10 en consumidores de último mes. Se excluyó del análisis anfetaminas, solventes y sedantes debido al bajo número de casos. Rev Med Chile 2016; 144: 526-533


Abril 2016
To see the actual publication please follow the link above